Crear una empresa paso a paso

crear-una-empresa-paso-a-paso

Poner en marcha una empresa no es sólo tener una buena idea de negocio. Es un proceso que puede durar más de un mes y que implica burocracia de por medio con mucha letra pequeña. El proceso de constitución de una empresa es una tarea difícil, no por su complejidad, sino por la laboriosidad. El tiempo medio para realizar los procedimientos estándar es de 19 días. Sin embargo, en la práctica se pueden llegar a tardar más de 47. Te desgranamos los pasos que tendrás que dar.

Actividad
Antes de lanzarse a la puesta en marcha de un negocio hay que definir la actividad que se va a desarrollar, la planificación global y a largo plazo, la valoración de riesgos, el estudio de mercado… Es decir, todos los aspectos que engloban el plan de negocio.

Forma jurídica
Elegir la forma legal de la empresa es esencial. Existen diferentes modalidades y se puede hacer de forma individual o como sociedad. Lo más habitual es que sea una sociedad anónima (SA) o una sociedad limitada (SL). La mayoría de los nuevos empresarios se decanta por la SL porque la aportación mínima para su constitución es de 3.000 euros, muy inferior a la de una SA que ronda los 60.000 euros.

Nombre
El siguiente paso es solicitar el certificado de denominación social en el registro mercantil. Es recomendable incluir una lista de cinco nombres por si alguno está ya registrado. El trámite se puede hacer de forma telemática y su coste es de 30 euros.

Notario
Con el certificado del nombre y el documento de ingreso bancario ya se puede acudir al notario para la firma de la escritura pública de constitución, un trámite que lleva al menos una semana. Previamente se tienen que haber redactado los estatutos sociales que regularán el funcionamiento de la empresa y definen los derechos y las obligaciones de los socios.

CIF y alta censal

El siguiente trámite es dar de alta la empresa en Hacienda. Para ello hay que acudir con la escritura simple de constitución de la firma y cumplimentar el impreso modelo 036. Este documento es la declaración censal de alta que permite regular nuestra relación con esta entidad y determina los impuestos que nos pueden exigir por el desempeño de nuestra actividad.

Tus cuentas con la Agencia Tributaria
Convertirse en empresario también implica que las personas físicas que han creado esa sociedad mercantil deben gestionar su correspondiente alta en el Registro especial de trabajadores autónomos (RETA). Para hacerlo hay que acudir a la Agencia Tributaria con el DNI, cumplimentar un impreso y definir la actividad que se va a desempeñar. 

 

 

Publicado el25 abril, 2014 enSin categoría

Comparte esta noticia

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× tres = 18

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top